Seguidores

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Image Hosted by ImageShack.us
Estaba totalmente segura de tres cosas. Primera, Edward era un vampiro. Segunda, una parte de él, y no sabía lo potente que podía ser esa parte, tenía sed de mi sangre. Y tercera, estaba incondicional e irrevocablemente enamorada de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario