Seguidores

miércoles, 24 de marzo de 2010


Aquella noche, Sofie y yo dormimos durante diez años, y por la mañana las cosas empezaron a ponerse serias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario